El mal funcionamiento de nuestro sistema circulatorio da lugar a problemas circulatorios. Son problemas habituales por lo que somos muchos quienes los padecemos.

Una mala circulación, derivada de las alteraciones en el retorno venoso, es lo más común. No es grave, pero sí puede ocasionarnos pesadez, hormigueos, cansancio, hinchazón y dolor en las piernas. Ésto se debe a que las venas tienen unos dispositivos o válvulas que no permiten que el peso de la sangre se transmita a los pies, cuando pasamos un tiempo de pie o sin movernos.

 

Para evitar las molestias ocasionadas por este problema circulatorio, y sobre todo, evitar trombosis en las venas de las piernas, podemos tomar ciertas medidas que pueden mejorar nuestra calidad de vida.

Hacer ejercicio todos los días, caminar, correr, nadar…

Activará la circulación de nuestro cuerpo y fortalecerá nuestros vasos sanguíneos.

Uso de medias de compresión

Puedes comprarlas en cualquier farmacia. Comprimen las piernas y mejoran ligeramente la circulación de la zona, son aconsejables para personas con varices. Mejoran la hinchazón y la pesadez. Deben llevarse durante todo el día y se deben poner antes de levantarse de la cama.

Una buena alimentación

Alimentarse bien es esencial para tener una buena salud, evita las grasas saturadas y la sal. Los problemas circulatorios empeoran con el sobrepeso, de modo que, si es necesario, consulta a tu médico si necesitas perder algunos kilos. No olvides beber mucha agua.

Termina la ducha con agua fría

El calor puede empeorar la circulación venosa de las piernas, termina la ducha con agua fría en las piernas para evitar la vasodilatación de las venas. Puedes empezar por los pies y haciendo círculos debes llegar hasta las ingles hasta que sientas las piernas más ligeras.

Elevar las piernas

Para aliviar la hinchazón y la sensación de piernas cansadas puedes elevar las piernas. Algunos expertos recomiendan dormir con las piernas ligeramente elevadas, para ello puedes platearte un somier y colchón articulable, o elevar ligeramente los pies de la cama.

Descanso

Los colchones recomendados para este tipo de dolencias son los colchones viscoelásticos. Ten en cuenta que es recomendable que se trate de un colchón visco de calidad, con firmeza y adaptabilidad. Los colchones Bultex podrían ser una elección muy acertada, además son duraderos, higiénicos y permiten un máximo grado de confort.

En nuestra tienda encontrarás varios modelos de colchones viscoelásticos de alta tecnología que podrían ayudarte si tienes problemas circulatorios, no obstante, si tienes cualquier duda, ponte en contacto con Colchones Carrion y te asesoraremos.

Suscríbete a nuestra newsletter y sé el primero en enterarte de todas las novedades y ofertas especiales.

Newsletter Carrión

NUESTRAS TIENDAS DE COLCHONES

NUESTRAS TIENDAS DE MUEBLES